Aceite Vegetal puro de Cosmética Natural 100x100Semilla de Cacao

 

Manteca de Cacao (Theobroma Cacao): Se extrae de las semillas tostadas del cacao. Por su efecto nutriente, (ácido oléico) es adecuada para el cuidado de la piel en climas secos, fríos, expuesta a factores ambientales irritantes como el viento. Regenera, hidrata y reconstituye la piel, ayudando a mejorar la elasticidad cutánea y a combatir la flacidez. Produce un efecto benéfico en la formación de colágeno y actúa como antioxidante natural. Además tiene propiedades energéticas, tonificadoras y estimulantes.

Manteca de Karité (Butyrospermum Parkii): Se extrae de las semillas del fruto del árbol homónimo proveniente del Africa Central. Por su efecto nutriente, (ácido oléico) es adecuada para el cuidado de la piel en climas secos, fríos, expuesta a factores ambientales como el viento o el sol. Protege la piel contra la deshidratación (vitamina E y lípidos). Es un excelente regenerante y revitalizante cutáneo (vitamina A, E y fitosteroles). Las propiedades cosméticas del karité son múltiples: protegen la piel contra los eritemas solares (inflamación de la piel caracterizada por manchas rojas), previene el envejecimiento cutáneo, estimula el metabolismo de las células, tiene una acción cicatrizante de las heridas, es muy eficaz para el tratamiento de dermis escamosas, para manos secas y agrietadas y para el tratamiento de úlceras, eccemas y estrías.

Manteca de Mango (Mangiferia Indica): Se extrae por presión de las almendras que contiene el hueso del mango con lo que se obtiene una manteca cien por cien pura y natural, sin haber recibido ningún tratamiento químico. Procede de la India. Posee una alta concentración en ácidos grasos esenciales poliinsaturados (vitamina F), ácido linoléico (omega 6). Ácidos grasos monoinsaturados: ácido oleico (omega 9). Ácidos grasos saturados: ácido esteárico y ácido palmítico. Posee además otros constituyentes activos como fitoesteroles, alcohol oléico, escualeno y polifenoles. Está indicada para el cuidado de pieles secas, desvitalizadas y deshidratadas. Pero sobre todo es excelente para la elaboración de mascarillas capilares reparadoras y nutritivas, muy indicada para cabellos resecos y estropeados por las siguientes propiedades: refuerza la cutícula del cabello, proporcionándole brillo y luminosidad. Es nutritiva y emoliente. Repara la fibra capilar. Deja el cabello desenredado y suelto. Los cabellos recuperan elasticidad, fortaleza y vigor.